Recientemente ha habido un cambio de paradigma en el mundo de las termografías de plantas fotovoltaicas. Este cambio, que se viene dando durante los últimos 5 años, está provocando un giro desde un modelo tradicional otro más avanzado:

Modelo tradicional : cada técnico de campo realizaba las termografías de sus parques. Pocos parques, poca periodicidad, acumulación de conocimiento limitado. Destrucción continua de valor.

Modelo nuevo: una empresa externa especializada realiza estos análisis. Esta empresa a su vez vuela cientos de parques al año de otras empresas. Se concentra el conocimiento y se expande. Creación continua de valor para el sector, pues todos las empresas que trabajan con este tipo de empresas se benefician del expertise creado.

Mientras que el antiguo paradigma traía carpetas llenas de miles fotografías de módulos, tablas de excel gigantescos difíciles de interpretar, desorden, confusión…el nuevo paradigma trae consigo respuestas, claridad, seguridad, transparencia.

A continuación te contamos las 3 ventajas más importantes que el nuevo paradigma de termografías trae consigo, y que está permitiendo dar un valor mucho mayor a menor coste:

1 – Generar más energía (más ingresos)

Las empresas más punteras son capaces de localizar las zonas donde está perdiendo energía potencialmente aprovechable. Más concretamente, con un análisis termográfico se puede conocer la cantidad de módulos que no generan energía respecto al total.

A modo ejemplo, hemos visto plantas que estaban dejando de generar hasta el 7% de energía. Dichas planas, tras realizar un vuelo y aplicar las recomendaciones, han obtenido un retorno de inversión de más del 1000%.

Solardrone utiliza la métrica «Módulos Apagados Equivalentes o MAE» para cuantificar las pérdidas en plantas. Esta sencilla pero potente métrica nos permita saber el estado de los módulos de nuestra planta y facilita comparar entre inspecciones de distintos años e incluso entre distintas plantas. El siguiente gráfico muestra el MAE de una planta en Julio de 2019 (MAE 0.04%) y su evolución en Junio de 2020 (MAE 0.4%):

Con este gráfico sabemos que la planta, en el momento de su ultima inspección en 2020, tiene un 0.4% de sus módulos sin generar energía, y que ha habido un gran cambio respecto a 2019 (x10). Además sabemos que el estado general de sus módulos es bueno, pues su MAE se mantiene por debajo de la media del portfolio.

El MAE es una métrica que permite tomar decisiones rápidas y objetivas a assets managers y directores financieros de proyectos. La potencia y belleza del MAE está en que nos vale un simple número para tener una gran información de nuestro activo.

2- Hacer un seguimiento de la degradación de los módulos

Los módulos fotovoltaicos no permanecen igual en el tiempo, sino que se van degradando. No podemos explicar algo que cambia a lo largo de su vida útil con una herramienta estática. Es decir, un EXCEL o un mapa estático no es una herramienta adecuada para explicar la evolución de un activo fotovoltaico y de sus módulos.

Gracias a los avances en inteligencia artificial, ahora podemos tener una trazabilidad perfecta de cada módulo y, por tanto, saber su velocidad de degradación. Uno de las variables más utilizados para conocer dicha velocidad de degradación es el «aumento de temperatura / año». Con esta variable podemos saber cuántos módulos llegarán a cierto gradiente límite y en qué momento, permitiendo a los gestores de parques prever cambios de módulos futuros y necesidades financieras puntuales con facilidad.

3 – Detectar módulos defectuosos en garantía.

Durante el periodo de garantía de los paneles es especialmente importante hacer un seguimiento de la evolución de las anomalías térmicas para detectar posibles módulos defectuosos que estén aún en garantía y poder ser sustituidos por el fabricante.

Si los vuelos se realizan bajo el estándar internacional IEC-62446-3 de termografías, se obtiene precisión absoluta de temperaturas y, por tanto, imágenes térmicas que los fabricantes admiten como válidas para posibles reclamaciones.

Si quieres ver algunos casos de éxito de las termografías áreas recientes, pincha aquí.

Solicitar más información